México, (Notimex).- La Universidad Nacional Autónoma de Mexico (UNAM) analizará las propiedades de productos herbolarios, con el fin de que la población pueda estar segura de lo que consume y para que esta industria pueda avanzar en su regulación sanitaria.

Mediante un convenio que firmaron hoy la Facultad de Medicina de la máxima casa de estudios y la Federación Nacional de la Industria Herbolaria, Medicina Alternativa, Tradicional y Naturista (FNIHMATN), en breve iniciarán con un protocolo de investigación que incluya incluso el uso de la cannabis medicinal, una vez que se emitan los nuevos lineamientos sobre esta última planta.

Germán Fajardo Dolci, director de la Facultad de Medicina, dijo que México tiene una larga tradición herbolaria, por lo que la regulación y reconocimiento de esta rama es todavía una asignatura pendiente.
“Tenemos una larga tradición, pero el desarrollo de la herbolaria ha sido muy poco y y mucho se ha quedado solo en remedios sin contar con sustento científico, en comparación con países como Alemania que tienen una importante producción de productos herbolarios y tiene la confianza de la gente”, destacó.

Llamó a las partes a no dejar este acuerdo en solo un acto protocolario e impulsar una mayor análisis que apoye incluso otros estudios como los del Centro de Investigación Biomédica del Sur, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Xochitepec, para que los resultados y beneficios realmente lleguen a la población.
En su turno, el presidente nacional de la FNIHMATN, Emmanuel Zúñiga Sánchez, comentó que a lo largo de los años, esta industria se ha quitado el mote de “productos milagro”, por su compromiso con la calidad.

Consideró la importancia de que en las escuelas de medicina se conozca y enseñe el beneficio de las distintas plantas que hay en el país, para que estos productos se acepten como coadyuvantes para la salud de la población.

“Existen más riesgos para la salud si la industria no está regulada, por lo que vienen cambios importantes con este convenio y esperamos transitar hacia el reconocimiento de estos productos como medicamentos, una vez que se tenga el aval científico”, mencionó.


Se refirió al caso particular de los productos derivados de la marihuana entre los que se debe contemplar los alimentos y bebidas sin tetrahidrocannabinol (THC) que es el compuesto adictivo de la cannabis, ya que “tienen un alto contenido de proteína”.
Por su parte, Gustavo Olaiz Fernández, coordinador general del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud (CIPPS) resaltó la tradición de la herbolaria y los conocimientos que las generaciones pasadas tienen de la cannabis.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre