La pequeña y humilde provincia de Jujuy, la más al norte que tiene Argentina, en el límite con Bolivia, anunció en noviembre del año pasado que desplegaría el “cultivo más grande del mundo”. Días después, el proyecto fue avalado por el ministerio de Salud y semanas después, el responsable del desarrollo -el hijo del gobernador Gerardo Morales- sugirió que comenzaría en enero. Sin embargo, a la fecha, lo único que han brotado son críticas.

Mariana Mamaní periodista del medio Jujuy Dice, brindó un buen resumen de todo lo que acontece en el pequeño distrito que comparte una caliente frontera con Bolivia con el mega emprendimiento para la producción de cannabis en El Pongo, una gran finca propiedad del estado ubicada en las adyacencias de Ciudad Perico.

“La gente en la capital lo tomó con asombro, se discutió cuando se aprobó la ley en la legislatura provincial. Sorprendió mucho la rapidez para la creación de esta empresa del estado (N. de R.: en referencia a Cannabis Avãtara Sociedad del Estado), no se conocen muy bien los fines. Se ha cuestionado mucho el apuro de hacer todas las leyes, buscar las autorizaciones desde el Ministerio de Seguridad y en su momento del Ministerio de Salud de la Nación, buscaron todas las herramientas para que esto avance rápidamente”, manifestó Mamaní.
“En Perico están manifestándose rechazando este proyecto, hubo un tractorazo y caminatas rechazando la instalación de esta plantación de cannabis, qué va a ser de la más grande del mundo, está autorizada por Nación, donde se ha creado una empresa el estado en muy poco tiempo y donde las leyes son contradictorias, es como la legalidad versus la ilegalidad plena”.
Mamaní también hizo hincapié en la falta de información sobre el tema: “Nadie se opone al proyecto, el tema es que no han sido claros y llamó la atención la manera en que se organizó tan rápidamente. No tiene investigación o laboratorio, la ley pide eso, que se genere en un laboratorio público donde haya investigación y acá eso no existe”.
“Lo que sí existe es la parte punitiva, tenemos casos judicializados por tenencia de marihuana, por plantaciones que son para uso personal, entonces vemos muchas contradicciones y sobre todo muchos casos son criminalizados, entonces ahí está la desigualdad que genera esto”, cerró la periodista.


DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre