Ha terminado el diseño del sistema regulatorio por parte del Ministerio de Interior británico y que regirá el cannabis medicinal en el Reino Unido. Esta regulación se realizó en colaboración con el Consejo Asesor sobre el Uso Indebido de Drogas (ACMD), el Asesor Médico Jefe y un grupo de expertos independientes, además de la presión de la ciudadanía. Estas regulaciones de medicamentos a base de cannabis entrarán en vigencia el próximo noviembre.

Esta regulación incluye una definición oficial de medicamentos a base de cannabis y como acceder a ellos. Estos medicamentos se consideran “especiales” y forman parte del marco legal existente para el suministro de medicamentos sin licencia para pacientes con necesidades excepcionales. Solo pueden producirse o importarse por un productor o vendedor que tenga una licencia de la Agencia Nacional para el Reglamento de Productos Medicinales y respete las normas de producción vigentes.

A estos medicamentos a base de cannabis solo se podrá por una receta de un médico especialista autorizado, para probar de forma experimental en ensayos clínicos o con una autorización de comercialización aprobada por la Agencia Nacional de Regulación de Medicamentos.

El acceso a los medicamentos a base de cannabis será poco a poco y muy restrictivo. No se aceptará, por ahora, como analgésico como ocurre en otros países.

El documento oficial afirma que estas regulaciones no son un fin en sí mismas, sino que el ACMD realizará en paralelo una revisión a largo plazo sobre el cannabis medicinal. El Instituto Nacional de Salud y Atención se encargará de asesorar y capacitar a los profesionales del cannabis médico. Mientras tanto, el gobierno estudiará el impacto de esta política y desarrollará una base de datos.

 

FUENTE

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre