Para Jorge Hernández Tinajero, integrante del colectivo por una política Integral hacia las Drogas, la regulación de la marihuana debe de darse en dos momentos: el primero, con el objetivo de lograr la regulación del cultivo, y el segundo, ya con miras a establecer un mercado legal del cannabis.

Expertos señalan que por su ubicación geográfica y sus condiciones climáticas, hacen que México tenga ventajas en la producción de cannabis frente a otros países que ya la han regulado, como Canadá -que tiene desabasto ante la gran demanda de cannabis -, la pregunta que surge es: ¿cuál es el modelo ideal para el país?

Si bien la propuesta de Olga Sánchez Cordero plantea opciones para todos los usos de cannabis- desde el medicinal y de investigación, hasta el de fines recreativos-,parece no dejar claro el papel y el alcance que tendrá el Instituto Mexicano de Regulación y Control de la Cannabis, un órgano que se pondrá en marcha si avanza la iniciativa.


DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre