Han pasado décadas desde que la planta fue satanizada por el gobierno. Presiones de la suprema corte a los legisladores mexicanos han puesto fecha límite para discutir el tema de la legalización de la cannabis: 23 de octubre del 2019. Para este día, se deberá de discutir a fondo la producción y el consumo de esta planta en México, un país que vive los peores rezagos de la guerra contra el narcotráfico. 

Morena ha llegado al poder con la firma idea de que las balas no solucionaron nada en el combate a la droga, por lo que el plan B estaría dispuesto a legalizar la marihuana para tronar las finanzas de las decenas de organizaciones criminales en el país. Para lograrlo, la suprema corte ya opera a favor y serán las cámaras de diputados y senadores las que den la votación final. 

Golpe a las finanzas del narco

México está siguiente, años después, los pasos que liberaron a Uruguay de los destrozos del narcotráfico. La idea de los morenistas no solamente es legalizar la planta y dejar que la industria privada se apodere de las ganancias. Una de las propuestas más recientes es crear una empresa estatal que busca monopolizar el cultivo, la cosecha, la compra y venta de cannabis en el país: la Cannsalud. 

Para un país en donde las sustancias más letales con el alcohol y la azúcar, la satanización de la marihuana desde 1920 no tiene sentido. Los mexicanos tienen todo el derecho a decidir qué sustancias utilizan de forma lúdica y medicinal, este último es un apartado comprobado científicamente para mejorar las condiciones de vida de pacientes con enfermedades graves o dolorosas. 

Impuestos jugosos para la 4T

Además, el obradorismo mantiene problemas tributarios que los hicieron tener avances del 0.1% de crecimiento en la primera mitad de este año. La idea de la Cannsalud también será controlar la compra y venta de marihuana en el país para meter de lleno impuestos al proceso. Recordemos que esta industria está floreciendo en países como Canadá y Estados Unidos, con expectativas de 1,700 millones de dólares al año para México. 

Todo queda ahora en manos de los legisladores mexicanos, con mayoría morenista, quienes están a favor de que esta planta sea permitida. México es uno de los más grandes productores de marihuana a nivel internacional, pero los beneficios económicos de esto solamente los disfruta el narcotráfico. Un buen golpe, después de lo sucedido en Sinaloa, será atacar al narco en sus bolsillos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre