Los efectos de la marihuana contra el cáncer y epilepsia
.
.

El cáncer es una de las enfermedades que, durante el último tiempo, ha mostrado más avances en el tratamiento en base a uso de la marihuana. En el estudio “El cannabidiol como potencial medicamento contra el cáncer”, del British Journal of Clinical Pharmacology, da cuenta que en décadas anteriores ya se habían dado indicios de que los compuestos de la planta, ayudan a combatir la patología.

Esto luego que se evidenciara que el cannabis inhibió el crecimiento de las células causantes del cáncer, situación que generó el interés de los científicos, comenzando el estudio sobre la antiproliferación de la enfermedad.

Patologías al pulmón, tiroides, piel, páncreas, útero y mamas, son sólo algunos de los tipos de cáncer, en los que hasta el momento se han evidenciado mejorías.

Sepúlveda señala que el cáncer ha demostrado tener efectos favorables a los tratamientos con cannabis.

Una de las interrogantes que frena a las personas a consumir marihuana como uso medicinal, es si los efectos psicoactivos de la planta se dejarán sentir. Con respecto a esta interrogante, el doctor en ciencias asegura que este efecto se logrará experimentar, pero que de igual manera ayudará en los resultados que se requieren para el tratamiento de la enfermedad, por la que se buscó esta alternativa.

El THC proporciona la sensación que se conoce como estar “volado” o que “coloca”, sin embargo, no es lo ideal en personas que usan la cannabis como uso medicinal, por lo que para disminuir este efecto se recomienda que tenga alta concentración de CBD.

“Si le das (al paciente) una variedad que tenga la misma cantidad de THC y CBD, los efectos son distintos (…) esas variedades no tienen tanto THC, son mucho más seguras para los niños y adultos mayores, porque en estricto rigor el efecto psicoactivo es menor”.

Entre los temas más delicados está el tratamiento con cannabis para los niños que padecen epilepsia, situación que genera el debate en la sociedad. “Si tomas una de las dosis de aceite que se le da a los niños, vas a sentir los efectos (psicoactivos) de la cannabis”, afirma Sepúlveda.

El bioquímico es claro en explicar que por lo general los niños con epilepsia responden positivamente a los tratamientos con fármacos, sin embargo, hay quienes tienen resistencia. A ese tipo de patología se llama epilepsia refractaria, señalando que en este caso los medicamentos no causan los efectos esperados.

“Lo que hacen los neurólogos es básicamente darle un cóctel de un montón drogas, porque se les está dando una cantidad de sustancias que (..) no le funcionan a los niños, tienen efectos secundarios bien nocivos para la calidad de vida de los niños, y se las dan como pastillas de dulces (…) el niño convulsiona igual”, afirma el profesional.

Ante esta situación, los padres optan por esta alternativa y tratan a sus hijos con aceite de cannabis. “Quizás van a estar bajo los efectos psicoactivos pero no van a convulsionar”.

Tratamiento terapéutico

Fernando Sepúlveda explica que lamentablemente no hay estudios clínicos concluyentes, que permitan aseverar las ventajas de la cannabis en estas enfermedades, señalando que en la actualidad se encuentra gestionando conseguir muestras de la planta para poder iniciar su propia investigación en la chilena Universidad de Concepción.

Al respecto, el profesional explica que por esta situación los médicos “no reconocen su uso terapéutico para algunas patologías, porque hay una carencia de estudios clínicos en el caso de la epilepsia y el cáncer”.

En cuanto a la dosis aproximada para tratar el cáncer sería de 1 ml de aceite de cannabis, lo que corresponde a 10 gramos, o 20 cigarrillos de marihuana, cantidad necesaria para matar las células cancerígenas, según Sepúlveda.

En cuanto a la opción para consumir la sustancia, el bioquímico explica que “la mejor forma no es fumarla, es mejor vaporizarla o consumirla en aceite (…) Las personas que fuman cannabis, que fuman tabaco o que hacen una combustión, están en un potencial riesgo para la salud”. BioBioChile

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre