Desde vestigios tan antiguos como la diosa china Ma Gu (‘dama del cáñamo’) hasta otros más recientes como la marca de Whoopy Goldberg de productos para el alivio de las molestias en los periodos menstruales o todo lo que tiene que ver con una pionera holandesa en la elaboración de hachis, como fue Mila Jansen. Todo ello se podrá ver en la exposición ‘We are Mary Jane: Mujeres y cannabis’, que pretende ensalzar la figura de las mujeres que han contribuido a la buena aceptación social con la que el cannabis cuenta, y así reivindicar su papel en el desarrollo de la industria cannábica.

 

Como ha ocurrido en tantas otras esferas de la vida social, política y económica, las mujeres se han visto relegadas a un segundo plano en la historia de la industria cannábica. Cuando se habla de pioneros, siempre se refiere a ellos. Parece que solamente los hombres han sido los encargados de llevar la marihuana al nivel de aceptación social en que se encuentra a día de hoy a nivel global. Sin embargo, ellas también han jugado un papel importante en la evolución de esta planta y, a medida que aumentaba la legalización en distintos puntos del globo, eran más y más las mujeres que salían a escena no solo para reconocer que ellas también son consumidoras de cannabis, sino también para tomar las riendas de este mercado.

Tanto es así que, según una encuesta publicada en 2017, las mujeres ocupan una mayor proporción de puestos ejecutivos en la industria del cannabis frente a todas las demás industrias de Estados Unidos. Un dato importantísimo, que demuestra que son y serán ellas quienes lideren la evolución de este incipiente sector que se abre paso en el mundo a una velocidad endiablada. No obstante, para demostrar que esto no es algo nuevo y que las mujeres llevan ya muchas décadas pujando por el crecimiento del cannabis, una exposición del Hash Marihuana & Hemp Museum de Amsterdam ha querido rescatar los ejemplos de todas aquellas pioneras en la industria cannábica.

La colección titulada ‘We are Mary Jane: Mujeres y cannabis’ nace con el propósito de poner en valor “a las mujeres extraordinarias que han dado forma al mundo moderno del cannabis, y muestra cómo las mujeres están avanzando en la industria actual”. Además, con este tipo de iniciativas también se persigue cerrar la brecha de género que todavía existe, no solo en esta industria sino en otras muchas, y así intentar acabar con todos los estereotipos y estigmas sexistas que hay para que las mujeres tengan el papel protagonista que ellas se han ganado en la escena cannábica.

UNA EXPOSICIÓN PARA ELLAS

En esta exposición hay espacio para todo aquello con lo que el universo femenino, de una u otra forma, ha contribuido a la expansión del cannabis. Sin ir más lejos, en la exposición podemos encontrar distintos elementos relacionados con la historia de la antigua diosa china Magu, considerada en el taoísmo como ‘la dama del cáñamo’ y a la que aún se sigue venerando. Entre las deidades del Tao, uno de los tres pilares del pensamiento chino, se encuentra esta diosa de la juventud y la longevidad, cuyo nombre deriva de dos palabras chinas: “ma”, que significa cannabis, y “gu”, que es sirviente, de ahí que por todos sea conocida como la ‘doncella del cannabis’.

Algo más reciente es la historia de Mila Jensen, una pionera del hachís en Amsterdam que también tiene su hueco en la exposición ‘We are Mary Jane: Mujeres y cannabis’. Su figura, sin duda, inspirará a muchas otras chicas que quieran sumarse a la industria del cannabis. Ella fue la creadora del método Pollinator, que permite separar los tricomas del material vegetal de forma sencilla y rápida. Además, recientemente se ha presentado su biografía, ‘How I Became the Hash Queen’ (“Cómo Me Convertí en la Reina del Hachís”), que cuenta la historia de este icono femenino del mundo cannábico.

También relacionado de forma directa con la industria de la marihuana, en la exposición se podrán ver los productos de la firma Whoopi and Maya, la compañía que fundaron la actriz Whoopi Goldberg junto con Maya Elisabeth, fundadora de Om Edibles. Ellas, como bien sabrás, unieron sus fuerzas para lanzar al mercado una línea de productos que, gracias al cannabis, ayudarán a las mujeres a sobrellevar las molestias provocadas por la menstruación. Desde entonces, se han convertido en todo un referente del mercado del cannabis medicinal, en este caso, hecho por y para mujeres.

En la exposición también aparecen referencias a Mary Jane Rathbun, conocida en el mundo cannábico como ‘Brownie Mary’ debido a sus brownies milagrosos de marihuana con los que aprovechaba las propiedades medicinales del cannabis para ayudar a los pacientes de sida. Por ello, se convirtió en una de las figuras más queridas de las reivindicaciones de California a favor de la marihuana medicinal, a la que atraparon las autoridades cuando comercializaba sus pasteles con algún ingrediente especial.

Junto a todas estas figuras femeninas de la cultura y la industria del cannabis, los visitantes también encontraban en la exposición la colección fotográfica de María Cavali titulada ‘1042 – Mujeres en la escena cannábica’, que retrata a mujeres consumidoras de cannabis en una oda a la diversidad de la cultura de la marihuana en la ciudad de Amsterdam. En ella aparecían multitud de mujeres que están llamadas a liderar el futuro de la industria del cannabis en los próximos tiempos.

En definitiva, al contrario de lo que muchos podrían pensar, las mujeres no solamente juegan un papel clave en la evolución del cannabis a nivel social e industrial, sino que desde mucho tiempo atrás lo vienen haciendo. Y por si alguien tenía la más mínima duda, la exposición ‘We are Mary Jane: Mujeres y cannabis’ viene a refrendar que ellas han tenido gran parte de culpa de que el cannabis haya alcanzado las cotas de aceptación a nivel mundial en que se encuentra actualmente. Y esto es solo el principio.

FUENTE

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre