La agencia federal anti-droga de los EE.UU busca a alguien que pueda hacerse con un encargo: quemar 1.000 libras de cannabis por hora.

Antes de que alguien escriba a la DEA para pedirles la mandanga, cuando dicen “quemar” se refieren a “incinerar”. La DEA quiere que quemes muchísima marihuana a la hora. 1.000 libras por hora son, más o menos, 12 toneladas al día. Es quemar 2 millones de dólares en marihuana cada hora.

La DEA hizo este anuncio para solicitar un contratista que sea capaz de hacerse cargo de tal cantidad de mandanga en Arizona (EE.UU). Según este llamado, en la incineración siempre habrá un agente de la DEA, no vaya a ser que el contratista se la fume en lugar eliminarla. Además, los federales se reservan el derecho a colocar una cámara de video vigilancia para que se destruya la droga y garantizar la seguridad de las personas involucradas.

La droga vendrá de 12 almacenes de ciudades de Texas y se quemará en un incinerador de Tucson.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre