El texto discutido en el parlamento estadounidense podría también eliminar los antecedentes penales por posesión de marihuana o sus derivados.

Por segunda vez, el senador (y precandidato presidencial) Cory Booker anunció un proyecto de ley para hacer que el uso recreativo de la marihuana sea legal en todo Estados Unidos. 

La Ley de Justicia de Marihuana, que Booker y los Representantes Barbara Lee y Ro Khanna anunciaron el jueves, no solo legalizaría la marihuana sino que también borraría retroactivamente los cargos de posesión de marihuana de los antecedentes penales de los estadounidenses, según publica Rolling Stone, un cambio monumental en la política de drogas de EE.UU.

Cory Booker presentó por primera vez un proyecto de ley similar en 2017 que no logró pasar del Senado. Sin embargo, Booker ha dejado en claro que un componente importante de su candidatura presidencial se centrará en poner fin a la Guerra contra las Drogas, que ha llevado a un exceso de policías y encarcelamiento de minorías raciales por delitos no violentos.

“La fallida guerra contra las drogas ha sido realmente una guerra contra las personas, que criminaliza de manera desproporcionada a las personas pobres, afrodescendientes y con enfermedades mentales”, dijo Booker a la prensa el pasado jueves. “Estoy reintroduciendo la Ley de (de legalización de la marihuana) para comenzar a revertir nuestras políticas federales de drogas fallidas”, añadió.

Apoyo en el Congreso

El Partido Demócrata está más del lado de la legalización, habiendo este proyecto recibido ya el apoyo de los precandidatos presidenciales Elizabeth Warren, Bernie Sanders y Kamala Harris. Del otro lado de la calle, en el Partido Republicano, son más reacios a aceptar la despenalización del cannabis y abogan por políticas más ultraconservadoras, muy en sintonía con el espíritu ultraderechista de la organización.

Un componente importante de la Ley de Justicia de la Marihuana es su efecto retroactivo en las personas que previamente fueron acusadas de posesión de marihuana y que cumplieron condena en prisión o aún están encarceladas.

La American Civil Liberties Union (ACLU) informa que las personas afrodescendientes tienen cuatro veces más probabilidades de ser arrestadas por posesión de marihuana que las blancas, a pesar de las tasas similares de uso de drogas.

La ley permitiría a las personas que están actualmente en prisión cumpliendo pena por posesión de marihuana podrían apelar la sentencia, y quienes ya la cumplieron verían desaparecer la mancha de su historial criminal.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre